Preguntas sobre Reiki

¿Qué es el Reiki?

Es un método de sanación natural creado en Japón en 1922. El objetivo que buscan sus practicantes es mejorar la mente, las emociones y el cuerpo, alcanzando un estado de mayor felicidad y salud. Se utiliza como terapia complementaria a la medicina convencional, recogida en el Catálogo de Terapias Complementarias de Sanación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2000.

¿Cuándo puede utilizarse un tratamiento de Reiki?

Reiki puede utilizarse como complemento de casi cualquier tratamiento médico que se esté realizando, como terapia de relajación, como parte de una terapia de cambio de hábitos negativos o de liberación emocional, y como un camino de crecimiento personal. A través de las manos, el terapeuta, puede notar los desequilibrios energéticos y actuar sobre ellos como medida preventiva. Reiki funciona de manera más efectiva cuando la enfermedad o bloqueo no se ha manifestado todavía en el cuerpo físico a través de una enfermedad, obteniéndose profundos y rápidos beneficios en el equilibrio emocional.

¿En qué ocasiones debo recibir Reiki?

Se puede recibir un tratamiento integral de Reiki en cualquier ocasión, no es necesario que exista alguna enfermedad en particular o algún desequilibrio, ya que tiene un fuerte efecto preventivo; el uso o aplicación de Reiki al menos 2 veces por semana ayudará a consolidar tu bienestar físico, mental y emocional. Además, Reiki funciona muy bien en situaciones de estrés, ansiedad, diferentes dolores, estados de debilidad, dificultades para conciliar el sueño, resfriados, dolores de cabeza, migrañas y dolencias crónicas.

¿En qué consiste un tratamiento de Reiki?

Antes de comenzar un tratamiento, el terapeuta realiza una pequeña entrevista al paciente para crear una ficha-historial y conocer un poco más del entorno de la persona, alimentación, hábitos, enfermedades crónicas, etc.

Una vez completado, una sesión puede durar entre 45 y 60 minutos, período en el cual el receptor se tumba o se sienta relajadamente con los ojos cerrados y con ropa cómoda (no es necesario quitarse la ropa), mientras el practicante coloca sus manos sobre diferentes zonas del cuerpo del receptor. No es un método invasivo, puesto que para que Reiki actúe no es necesario tocar el cuerpo del receptor.

¿Con quién debo practicarlo?

Para que el tratamiento de Reiki sea una experiencia placentera, lo ideal es contactar con una persona que tenga una debida formación, que conozca los procedimientos, que transmita seguridad al desarrollar su trabajo y, casi lo más importante, que transmita confianza. Si la persona está certificada en la práctica y ha estudiado para alcanzar un alto nivel personal, la sensación sin duda será reconfortante.

¿Qué puedo esperar de una sesión de Reiki?

Al aplicarse Reiki, la energía fluye libremente a través del practicante y del receptor hasta los sitios donde más se requiere; por tal motivo, las sensaciones después de un tratamiento pueden ser diversas. Puede notarse una gran mejoría, un malestar mayor, un aumento temporal de los síntomas, o simplemente no se sienta o experimenta nada.

Esto es muy normal, no quiere decir que Reiki no esté funcionando, por el contrario, si se experimentan cambios en la sintomatología es una señal de que la energía está actuando. Mientras que si no se nota ninguna mejoría en particular, podría ser producto de que Reiki está actuando en algo que deba sanarse antes y que requiera más atención. Con la aplicación frecuente de Reiki, se puede notar un aumento gradual de: elasticidad, fortaleza del sistema inmunitario, creatividad, sensibilidad e intuición, resistencia, tranquilidad interior y alegría de vivir.

¿Qué se experimenta después de una sesión?

Puede aparecer un empeoramiento de los síntomas seguidos de una rápida recuperación, esto es lo que se conoce como crisis de sanación. No hay que preocuparse, pues esto es simplemente la activación de los mecanismos del organismo para sanarse. En cualquier caso, la mejor recomendación es beber mucha agua y descansar para ayudar al proceso de limpieza que ha comenzado con Reiki.

¿Cuánto tiempo debe durar un tratamiento?

La duración de un tratamiento varía en función de la dolencia, el paciente y su grado de implicación, la frecuencia de aplicación, etc. En cualquier caso, los tratamientos parten de un mínimo de 4 sesiones lo más seguidas posible.

¿En qué casos está contraindicado?

Reiki por su capacidad de activar al organismo para su autosanación se debe evitar aplicar en casos de lesiones óseas que aún no han sido reajustadas, durante los 3 primeros meses de embarazo, bajo el efecto de la anestesia, en el momento de un ataque epiléptico, sobre prótesis y órganos trasplantados durante un período de 6 a 12 meses y en psicopatologías sin la supervisión de un psicólogo o psiquiatra.

¿Quién puede practicar Reiki?

Cualquier persona puede ser practicante de Reiki, siempre y cuando cumpla una formación con un maestro de Reiki capacitado y realice un trabajo personal enfocado a llevar una vida basada en los 5 principios de Usui y la práctica cotidiana.

En el día de hoy,
Dejo de preocuparme,
Dejo de enfadarme,
Soy agradecido y humilde,
Trabajo con dedicación y perseverancia,
Soy amable con los demás.

2014 Powered By Wordpress, Goodnews Theme By Momizat Team

X